La salud es lo más importante: si cuidas tu boca cuidas tu cuerpo

La salud bucaldental es crucial para mantener la salud y el bienestar general. Ya está demostrado que las enfermedades bucales pueden tener un impacto negativo en el resto de su cuerpo y afectar todos los aspectos de la vida, como las relaciones interpersonales o la confianza en uno mismo.

La salud bucal es mucho más que dientes sanos y una sonrisa atractiva. La boca es un espejo del cuerpo, que a menudo refleja signos de otras enfermedades como las cardíacas y respiratorias, cáncer o diabetes. Por ejemplo, las lesiones orales pueden ser los primeros signos de infección por VIH y los cambios en la apariencia de los dientes pueden indicar trastornos alimentarios graves.

Factores de Riesgo para nuestra boca

Los principales factores de riesgo incluyen una dieta poco saludable con alto contenido de azúcar, el consumo de tabaco, el uso nocivo del alcohol y una mala o inexistente higiene bucal.

Evite el tabaco

El tabaco en cualquier forma, con o sin humo, no es seguro. Es la principal causa de muerte prevenible en el mundo. El consumo de tabaco aumenta el riesgo de enfermedad de las encías y el cáncer oral en la boca. También causa manchas en los dientes, mal aliento, pérdida prematura de dientes y pérdida del gusto y el olfato.

tabaco

tabaco

golosinas

golosinas

Consumir una dieta balanceada baja en azúcar

La pandemia de la COVID-19 nos está provocando estrés e incertidumbre, lo que a su vez nos ha afectado a nuestras  preferencias alimentarias al aumentar la ingesta de alimentos con alto contenido en azúcar. El azúcar es la principal causa de caries dental y, al igual que  la mayoría de las principales afecciones bucodentales  del mundo, puede evitarse. 

Consejos

• Comer una dieta bien balanceada que sea baja en azúcar y rica en frutas y verduras.

• Los adultos no deben consumir más de seis cucharaditas de azúcar al día; para los niños son tres.

• Tener cuidado con los azúcares añadidos a los alimentos y bebidas.

• Evite las 'calorías vacías'. Las bebidas azucaradas, como refrescos, zumos, bebidas energéticas y deportivas, son fuente de calorías vacías, que contienen altos niveles de energía y ningún valor nutricional.

• No comer bocadillos y golosinas azucaradas entre comidas. Tener azúcar en la boca durante todo el día aumenta el riesgo de desarrollar caries.

• Elegir el agua como bebida principal.

• Consumir bebidas azucaradas de forma habitual (casi una lata al día) no solo es malo para la boca, sino que aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Limite el consumo de alcohol

El consumo de alcohol está estrechamente relacionado con un mayor riesgo de varios tipos de cáncer, incluidos los cánceres de boca, laringe, faringe y esófago. Además, el ácido y el alto contenido de azúcar de la mayoría de las bebidas alcohólicas pueden erosionar los dientes y provocar caries.

alcohol

alcohol

cepillo de dientes

cepillo de dientes

Practique una buena higiene bucal

La mala higiene bucal tiene consecuencias a largo plazo en la boca, la mente y el cuerpo. La caries dental puede causar malestar, dolor y aislamiento social. La infección de las encías no tratada puede eventualmente provocar la pérdida de dientes y aumentar el riesgo de desarrollar diabetes o enfermedades cardíacas, así como otras enfermedades graves.

Una buena rutina de higiene bucal, combinada con visitas regulares al dentista, es clave para ayudar a prevenir las afecciones bucales.

• Lávate las manos con agua y jabón antes de cepillarte los dientes.

• Cepíllate los dientes durante dos minutos, dos veces al día, con dentífrico fluorado. Si no puedes cepillarte los dientes, enjuágate la boca con un colutorio con flúor o mastica chicle sin azúcar después de comer.

• Cambia de cepillo de dientes cada tres meses o justo después de haber estado enfermo.

• Evita compartir artículos personales con personas que estén enfermas

• Usa hilo dental al menos una vez a día. Nunca reutilices el hilo dental ni tampoco los limpiadores interdentales si has estado enfermo

Evita lesiones en la boca

Use equipo de protección, como un protector bucal, cuando practique deportes de contacto y viaje en bicicletas y motocicletas para reducir el riesgo de lesiones.

CONSULTA A TU DENTISTA

El dentista nos puede ayudar a mantener una boca y unos dientes sanos. Hacerse revisiones dentales con regularidad permite que el dentista vea si tenemos algún problema dental, nos proporcione un plan de tratamiento si fuera necesario y elimine la acumulación de placa bacteriana; cabe recordar que si no se va haciendo un seguimiento, la placa puede provocar caries dental o enfermedad gingival (periodontitis). 

protector bucal deportes

protector bucal deportes

DATO: La caries dental es la afección de salud más común del mundo, pero es evitable.

VISITA AL DENTISTA CON REGULARIDAD Al colaborar con el dentista, podemos aprender cómo evitar enfermedades bucodentales y, posiblemente, evitar la necesidad de recibir tratamiento.

El dentista se encarga de lo siguiente: 

• Examinar los dientes, la encía y la boca; 

• Aconsejar sobre cómo mantener una buena salud bucodental gracias a una alimentación equilibrada y baja en azúcar, al evitar el tabaco y al limitar el alcohol que consumimos; 

• Enseñar cómo mantener una boca y unos dientes sanos con unos buenos hábitos de higiene bucodental, explicando, entre otras cosas, cómo cepillarse los dientes y usar el hilo dental correctamente; 

• Ofrecer los tratamientos necesarios; 

• Plantear la fecha de la próxima visita; 

• Ayudarnos a mantener la salud bucodental y general.

Datos sacados de FDI World Dental Federation: www.fdiworlddental.org

banner aviles ddc 20 marzo

banner aviles ddc 20 marzo